Continuando con los “Operativos Nocturnidad” (28 dic 2020 19:30)

Continuando con los “Operativos Nocturnidad” (28 dic 2020 19:30)

Continuando con los “Operativos Nocturnidad”, como se vienen realizando consecutivamente los fines de semana; en la noche de la víspera y madrugada del día domingo, se accionó un servicio de  seguridad, coordinado por la Secretaría de Protección Ciudadana de la Municipalidad de San Vicente, Dirección General de Seguridad, sumando personal y medios logísticos del Cuerpo de Patrullas Municipales, de las áreas de Defensa Civil, Inspección General, Tránsito, control tecnológico visual del Centro de Monitoreo y  personal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (Comisaría Primera, Comando de Patrullas, personal afectado al Operativo Sol y Policía Local).

A través del dispositivo de seguridad montado, se controló toda la zona circundante a la Laguna del Ojo, plazas, zonas gastronómicas y expendio de bebidas alcohólicas. Así también se realiza constantemente una visualización en las redes sociales, a los efectos de detectar fiestas clandestinas que aglomeren cientos de jóvenes y que sean un vector de contagio del actual virus. Ello se viene desarrollando con éxito, habida cuenta que se han desactivado fiestas clandestinas convocadas por redes sociales y otras que se han detectado por información colectada a través de otros medios.

Se logró desactivar una fiesta de estas características, que se había generado en el barrio El Roll, calle París y Río de La Plata, donde habían concurrido unos trescientos jóvenes, mayormente procedentes del partido de Almirante Brown, que llegaron en autos y tres colectivos. Allí se controlaron personas y vehículos, y con una acción coordinada y eficiente del personal municipal y policial interviniente, se acompañó a los jóvenes hasta la ruta 210, para que ascendieron a los colectivos y asegurar su retiro del lugar. Otra fiesta similar fue desactivada en el barrio La Esperanza, en calle Teodoro Fels 145, alrededor de 150 jóvenes. La noche y madrugada transcurrieron con dinámica y actividad, pero sin eventos de significación.  Llegando el amanecer, se desalojó el predio de la laguna para evitar disturbios y dar lugar a la utilización del espacio natural por parte de las familias.